viernes, 25 de octubre de 2013

HUEVOS TONTOS


Los huevos tontos son un plato con muchos años de tradición que surgió en tiempos de necesidad. 

Ingredientes

2 huevos
500 gr. de miga de pan del día anterior
leche
3 dientes de ajo
aceite de oliva
sal y una ramita de perejil.

Remoja la miga de pan con leche. No debe estar demasiado remojada.

Incorpora los huevos, la sal, los ajos majados y un puñado de perejil también picado.

Remueve bien la mezcla hasta obtener una masa homogénea y consistente. Deja reposar esta masa en la nevera durante una hora.


Ahora vas friendo en aceite bien caliente cogiendo porciones con una cuchara.


Una vez estén bien dorados, escúrrelos y deposítalos sobre papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.

ROSQUILLAS DE MASCARPONE Y NARANJA


Ingredientes:

500 gr. de harina
2 Huevos
200 gr. de queso Mascarpone
1 Sobre de levadura
150 ml. de zumo de naranja
150 ml. de aceite de girasol
200 gr. de azúcar
1 Cáscara de naranja
Azúcar glass
Rallamos la piel de una naranja y la juntamos en un bol con el azúcar.
Echamos el zumo de naranja, los huevos, el aceite y el queso mascarpone. Batimos con unas varillas hasta que se integren todos los ingredientes.
Mezclamos la harina con la levadura y lo juntamos con lo anterior.
Amasamos y dejamos reposar media hora.
Nos untamos las manos con un poco de aceite y formamos rosquillas (no muy grandes ni gruesas), que freiremos en una sartén con abundante aceite.
Sacamos sobre papel absorbente y, una vez estén frías, esparcimos sobre ellas azúcar glass.

miércoles, 9 de octubre de 2013

FLAN DE QUESO



Ingredientes:
500 cc de leche
3 huevos grandes
50 grs. de azúcar
Azúcar (cantidad necesaria para realizar el caramelo)
350 grs. de queso crema tipo Philadelphia
Ralladura de un limón
Antes que nada caramelizamos  el molde donde se cocinará el flan y precalentamos el horno a 150ºC e introducimos en el mismo el recipiente con agua donde después vayamos a poner la mezcla a baño maría. 

Para caramelizar el molde pondremos un cazo o una sartén al fuego a intensidad media para que alcance temperatura. Añadimos  5 cucharadas de azúcar granulada blanca.

Dejamos a fuego medio sin remover al principio no debemos mover porque se apelmazará. Cuando veamos que se empiezan a formar pequeñas burbujas y el azúcar cambia de color removemos con una cuchara de madera y ayudamos a que se mezcle todo.

Retiramos del fuego y seguimos removiendo hasta que alcance ese color tostado del caramelo y añadimos unas gotas de zumo de limón que le van a dar brillo y harán que no cristalice rápidamente.
Dejamos que se temple un minuto y caramelizamos las paredes de la flanera o flaneras individuales donde vamos a preparar el flan o los flanes. Echamos el caramelo primero en el fondo y vamos girando o ladeando poco a poco por las paredes de los moldes, intentaremos subir como un centímetro o dos de caramelo por las paredes. No es necesario impregnar toda la pared del molde. Reservamos.
Ponemos en un recipiente el queso y la leche, mezclar, agregar el azúcar, los huevos, la ralladura de limón y batir. 
Colocar la preparación en el recipiente caramelizado. Llevaremos el molde al horno y lo introducimos en el que previamente pusimos con agua durante aproximadamente 45-50 minutos. No subáis la potencia del horno, no queremos que aparezcan burbujas de aire en el flan por lo tanto vigilad que el agua no hierva.

Dejamos enfriar a temperatura ambiente y una vez frío lo llevamos al frigorífico.

CALLOS CON PATATAS FRITAS



Ingredientes:

2 kg de callos con pata
2 chorizos
100 gr de jamón serrano
2 dientes de ajo y una cebolla
1/2 kg de tomares maduros
Laurel, pimentón, guindilla y vino blanco.

Se limpian cuidadosamente los callos y se dejan en agua con un chorro de vinagre durante media hora. Se ponen a cocer (en la olla exprés, porque son muy duros y tardan mucho en hacerse) con sal, los dientes de ajo sin pelar, la cebolla troceada, una hoja de laurel y un chorro de vino blanco. Se deja cocer 1 hora. Se destapa, se retira agua de la cocción y se reserva por si se necesita añadir después.

Se hace un sofrito con una cebolla picada, los tomates pelados y picados; y cuando está frito, se añade el chorizo en rodajas, el jamón en taquitos, el pimentón y la guindilla, una cucharada de harina y un chorro de vino blanco.

Se vuelca todo esto sobre los callos y agua de la cocción, si es necesario, para que cuezan 1 hora más. Tenderemos cuidado de que no se 'agarren', una vez guisados es muy fácil que esto pase. Deben cocer a fuego suave.

Es un plato fuerte para estómagos a toda prueba pero apetecible ahora que viene el frío. En Asturias los comí con patatas fritas. Probad...no os vais a arrepentir, están deliciosos.