viernes, 9 de mayo de 2014

FALSO TIRAMISÚ DE FRESA

No recuerdo muy bien en donde vi esta receta pero me parece un postre fácil, rápido, sabroso y ya que estamos en temporada de fresas me acordé que tenía la foto en alguna parte del último que hice. Además a los pequeños de la casa les va a encantar.

Unos bizcochos de soletilla, nata, fresas, azúcar y zumo de naranja y tendréis un postre estupendo este fin de semana.

No recuerdo muy bien las cantidades porque lo hago a ojo, pero intentaré poner más o menos......


- 24 bizcochos de soletilla
- 400 gr. de fresas
- 400 ml de nata para postres
- 2 naranjas
- 6 cucharadas de azúcar
- 2 claras de huevo

- Un molde alargado (o cualquiera a vuestro gusto), os recomiendo los moldes desmontables pero si no tenéis uno lo que podéis hacer es poner un film de cocina forrando el molde y os resultará facilísimo desmoldar después.


En un bol metálico preferentemente y que esté bien frío un rato en el congelador y lo tendréis en su punto) batiremos la nata con 3 o 4 cucharadas de azúcar. Reservamos en el frigorífico.

En un bol batiremos las claras con una pizca de sal, a punto de nieve, ya sabéis que al dar la vuelta al bol las claras ni se muevan del sitio. Reservamos en el frigorífico.

Exprimimos las naranjas y añadimos 2 cucharadas de azucar. Reservamos

Troceamos las fresas bien pequeñitas reservando las 3 o 4 más hermosas para la decoración.

Ahora mezclamos la nata y la clara de huevo a punto de nieve que teníamos reservada  con movimientos envolventes para que las claras no bajen. A la mitad de esta mezcla le añadiremos las fresas troceadas y la otra mitad nos la guardamos para la decoración. El tema de las claras es opcional pero da ligereza a la nata y nos quedará más consistente a la hora del montaje.

Y llegó la hora del montaje. Vamos mojando los bizcochos en el zumo de naranja, no demasiado o se nos romperán y no queremos eso; y ponemos una primera capa en el molde. A continuación una capa de nata y fresas y vamos alternando capas hasta que terminemos con una de bizcochos.

En este punto yo pongo el molde unos 20 o 30 minutos en el congelador para que a la hora de sacarlo del molde no se me desmorone. Transcurrido ese tiempo (tiempo que si tengo prisa no pierdo!!) lo desmoldamos y cubrimos con la mezcla de nata y claras que habíamos apartado y unas fresas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario